POLÍTICA | Cumbre de la Celac | Jorge Faurie | Maduro | Cuba | Arabia Saudita

Desencajado, Faurie se enojó en vivo y terminó pidiendo "que se haga cargo Macri"

"La moda comunicacional es que hay que ser de izquierda y progresista", fue uno de los insólitos argumentos del excanciller de Macri.

Quien fuera canciller durante el gobierno de Mauricio Macri, Jorge Faurie, intentó defender en los medios las estruendosas declaraciones de Juntos por el Cambio contra la presencia en la cumbre de la Celac de mandatarios como Nicolás Maduro (quien suspendió su visita tras las amenazas de Patricia Bullrich) o el cubano Miguel Díaz-Canel.

El problema del diplomático macrista es que hace agua cuando lo corren de los medios que se llevan bien con la dirigencia antiperonista. Y el mejor ejemplo de ello fue la entrevista radial que mantuvo este martes por El Destape Radio con el periodista Juan Amorín, quien planteó la doble vara de JxC al recordar que su gobierno también participó de cumbres de la Celac.

El secretario argentino de DD.HH. denunció el lawfare ante la ONU

En su argumentación, Amorin mencionó que Gabriela Michetti alguna vez enunció "respeto por la diversidad" al participar de la Celac en nombre de Argentina, como argumento para ser parte del convite.

La explicación de Faurie no tiene desperdicio: "Juntos por el Cambio vivió una especia de compulsión de arrepentimiento de no mostrarse lo suficientemente progresista", señaló sorpresivamente el exfuncionario, que agregó: "Y estas participaciones eran para evitar el costo político de que lo criticaran como no progresista".

Evo Morales se reunió con Cristina en el Senado

"Podríamos no haber participado", acotó finalmente, para luego culpar a "la moda comunicacional" de ese doble juego del macrismo cuando gobierna y del macrismo cuando es oposición: "La moda comunicacional indica que hay que ser de izquierda y progresista (sic)".

Sin embargo, donde más agua hizo Faurie fue cuando intentó justificar la amistad explícita y la invitación a la cumbre del G20 en Buenos Aires en tiempos de Macri del príncipe de Arabia Saudita.

Alberto y Lula se reunieron con representantes de organismos de derechos humanos

Sobre ello, el excanciller dijo que la diferencia con Maduro es que "no es violador masivo de derechos humanos (sic)".

"Arabia Saudita no es un país registrado como violador de derechos humanos", intentó argumentar, desconociendo que las denuncias de la ONU sobre los DDHH en Arabia Saudita datan de 2012.

Al ser consultado sobre una posible autocrítica de lo hecho en aquella época, fue tajante: "Que se haga cargo Macri".

SOMOS UNA COOPERATIVA

NOS AUTOGESTIONAMOS

VOS NOS FINANCIÁS

¿CÓMO?

>CLICK AQUÍ<

 

Dejá tu comentario