MUNDO | alemania | rusia | gas | gazprom | ucrania | otan

Ahora Alemania teme que Rusia le corte el gas

A mediados de junio, los envíos de gas desde Rusia se redujeron un 60%. El gigante ruso Gazprom se vio obligado a paralizar sus equipos debido a que el fabricante alemán Siemens no le enviaba unas piezas a causa de las sanciones de Occidente.

El presidente del organismo que supervisa el suministro de energía en Alemania, Klaus Müller, ahora dijo que teme un cese total del suministro de gas ruso que llega al país a través del mar Báltico y, ante esa posibilidad, pidió a la población que reduzca su consumo de energía.

La duda es si el próximo mantenimiento de rutina del gasoducto Nord Stream 1 "se convertirá en un mantenimiento político más duradero", advirtió Müller en relación a los trabajos que se realizan anualmente y que comenzarán el 11 de julio.

A mediados de junio, los envíos de gas desde Rusia se redujeron un 60%. El gigante ruso Gazprom argumentó en ese momento que se debía a un problema técnico y aseguró que se veía obligado a paralizar sus equipos debido a que el fabricante alemán Siemens no le enviaba unas piezas.

SOMOS UNA COOPERATIVA

NOS AUTOGESTIONAMOS

VOS NOS FINANCIÁS

¿CÓMO?

>CLICK AQUÍ<

Pero para el Gobierno alemán se trató una "decisión política" dentro de la tensión entre Rusia y los países occidentales por la guerra en Ucrania, que comenzó a finales de febrero y ha provocado importantes sanciones internacionales contra Moscú.

De hecho, Gazprom interrumpió el flujo de gas a varios países europeos por negarse a pagar en rublos en lugar de euros, una medida determinada por Moscú para sortear las sanciones.

Si el flujo de gas procedente de Rusia se bloquea "durante un período más largo (que el previsto), tendremos que hablar más seriamente sobre el ahorro", anticipó el titular de la Agencia Federal de Redes de Alemania, según la agencia de noticias dpa.

En ese sentido, llamó a los alemanes a aprovechar al máximo las 12 semanas que quedan antes de que empiece la temporada fría para organizar cómo van a climatizar los sitios teniendo en cuenta una posible escasez de gas.

En caso de interrupción del suministro de gas ruso, Müller dijo que los hogares estarían especialmente protegidos, al igual que los hospitales o las residencias de ancianos.

"Hemos aprendido de la crisis del coronavirus que no debemos hacer promesas si no estamos totalmente seguros de poder cumplirlas (...) pero la Agencia Federal de Redes no ve un escenario en el que no haya más gas que llegue a Alemania en absoluto", expresó.

Müller pidió a todos los propietarios de casas y departamentos que hagan pronto una revisión de sus calderas y radiadores y los ajusten de forma eficiente.

"El mantenimiento puede reducir el consumo de gas entre un 10 y un 15%", subrayó, antes de advertir que incluso puede llegar a haber un aumento drástico de los precios del gas. "Se puede triplicar", alertó.

El ministro de Economía, Robert Habeck, también expresó esta semana su temor de que Rusia deje de suministrar gas a través del Nord Stream 1 a partir del 11 de julio, que es cuando comienzan los trabajos anuales de mantenimiento del gasoducto, que suelen durar 10 días.

Obviamente, la gran preocupación es que Rusia no vuelva a abrir el grifo para castigar a los países que la sancionaron.

Entre tanto, Habeck, del partido Los Verdes, anunció en un artículo que publicará mañana el dominical Welt am Sonntag que las dos primeras terminales provisionales de gas natural licuado (GNL) del país entrarán en funcionamiento a finales de este año o a principios de 2023.

El Gobierno alemán alquiló cuatro terminales flotantes de GNL para sustituir las fuentes de energía rusas, dijo Habeck al periódico en declaraciones a las que tuvo acceso dpa de forma anticipada.

"Dos barcos ya están disponibles este año y se desplegarán en Wilhelmshaven y Brunsbüttel con el cambio de año 2022-23", señaló.

Las autoridades de todos los estados alemanes implicados están trabajando juntas porque este ritmo del cambio del gas natural ruso al GNL "nunca se había visto antes en Alemania".

¿QUERÉS SUMARTE A INFONEWS?

>CLICK AQUÍ<

Mientras tanto, el Gobierno noruego también anunció que sus empresas "están estudiando proyectos para poder aumentar sus suministros de gas a partir de 2024 y 2025" a Alemania, según el ministro de Petróleo y Energía, Terje Aasland.

Las compañías del país nunca han exportado tanto gas natural de la plataforma continental noruega como en la actualidad, señaló en declaraciones al semanario económico Wirtschaftswoche.

"Apoyamos a nuestros amigos europeos para que puedan comerciar con independencia del petróleo y el gas rusos lo antes posible", agregó.

Dejá tu comentario