SOCIEDAD | clarin | magnetto | lago escondido | comisión interna | agea

Trabajadores de Clarín repudiaron el viaje a Lago Escondido

Desde la Comisión Interna de Clarín/AGEA emitieron un comunicado en el que rechazaron los hechos filtrados días atrás en el caso de Lago Escondido Gate y que implican a miembros de ese grupo empresarial.

La Comisión Interna de trabajadores de Clarín/AGEA manifestaron su rechazo y marcaron la diferencia con la empresa de Héctor Magnetto, tras los chats filtrados que develaron no sólo el viaje y la estadía de lujo a la estancia de Joe Lewis en Lago Escondido en la que participaron magistrados, funcionaros del PRO y empresarios de ese grupo de comunicación, sino también su complicidad por dádivas.

En ese sentido, lxs trabajadores emitieron este jueves un comunicado en el que resaltaron que "ante los recientes hechos de público conocimiento desde la Comisión Interna de Clarín/AGEA nos vemos en la obligación de volver a aclarar algo elemental: quienes trabajamos en Clarín no somos la empresa".

"Nosotros no tenemos el control sobre las decisiones corporativas, ni mucho menos sobre los activos de una empresa que condena a una mayoría a vivir con salarios por debajo de la línea de la pobreza", agrega el texto publicado en Twitter.

SOMOS UNA COOPERATIVA

NOS AUTOGESTIONAMOS

VOS NOS FINANCIÁS

¿CÓMO?

>CLICK AQUÍ<

De este modo, lxs trabajadores repudiaron el viaje que realizaron en el mes de octubre pasado los directivos del grupo Clarín Pablo Casey, sobrino de Héctor Magnetto y director de Asuntos Legales e Institucionales de Telecom, y Jorge Rendo, director de Asuntos Exteriores del Grupo Clarín junto a funcionarios porteños, magistrados y un exagente de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) a una propiedad del magnate inglés Joe Lewis en Lago Escondido, Bariloche.

"Es repudiable que ante nuestra paupérrima situación salarial el Grupo Clarín dirija fondos (que deberían ir para pagar sueldos dignos) a financiar gastos onerosos de sus directivos y de jueces y políticos en reuniones que son parte de un lobby ilegal y éticamente cuestionable", cuestionaron y concluyeron: "Nuestro trabajo y nuestro periodismo nada tienen que ver con eso".

 

Dejá tu comentario