SOCIEDAD | salud | españa | células | recaídas | cáncer de colon

Descubren las células responsables de las recaídas en el cáncer de colon

Los investigadores confirmaron que al eliminar las mencionadas células mediante técnicas genéticas es suficiente para prevenir la formación de metástasis. Todos los detalles.


Científicos españoles identificaron las células tumorales residuales que, después de la extirpación de un tumor primario colorrectal, hacen que reaparezca el cáncer en otros órganos, como el hígado y el pulmón, informó hoy el Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC).

La investigación en ratones demostró que la inmunoterapia temprana, anterior a la cirugía, permite eliminar estas células antes de que hayan iniciado la metástasis y evitar así una recaída.

La mayoría de los pacientes son diagnosticados cuando el tumor todavía está localizado en el colon o en el recto.

Estos tumores se extirpan mediante cirugía y, en muchos casos, se tratan con quimioterapia con la intención de evitar las recaídas de la enfermedad.

SOMOS UNA COOPERATIVA

NOS AUTOGESTIONAMOS

VOS NOS FINANCIÁS

¿CÓMO?

>CLICK AQUÍ<

Aun así, en un porcentaje de pacientes comprendido entre un 20% y un 35%, el cáncer reaparece en otros órganos vitales en forma de metástasis, principalmente en el hígado o el pulmón.

En ese sentido, científicos del IRB Barcelona, liderados por Eduard Batle, identificaron por primera vez células tumorales residuales ocultas en el hígado y pulmón, y las caracterizaron según su evolución hasta dar lugar a la aparición de metástasis en estos órganos.

“Entender y evitar el fenómeno de las recaídas después de la cirugía es una necesidad médica no resuelta. Hemos dado un primer paso para prevenir las metástasis en pacientes que debutan con una enfermedad localizada”, explicó Batlle, jefe del laboratorio de Cáncer Colorrectal en el IRB Barcelona.

Los científicos generaron un nuevo modelo experimental en ratones que recrea el proceso que siguen los pacientes que sufren recaídas, y que típicamente pasa por las etapas de diagnóstico, cirugía curativa, y posterior recaída".

En paralelo, desarrollaron una metodología que permite aislar una fracción minúscula de células tumorales diseminadas ocultas en el organismo.

“Nuestro modelo nos permitió caracterizar el tumor primario y la dinámica de la enfermedad residual”, comentó Adrià Cañellas-Socias, investigador del mismo laboratorio y primer autor del estudio.

Desde hace años, los científicos saben que el cáncer de colon está compuesto por distintos tipos de células tumorales, que ejercen funciones diferentes durante la progresión de la enfermedad.

Dentro de la amalgama de tipos celulares que forma los cánceres de colon, los autores identificaron una población, a la que llamaron HRC por sus siglas en inglés (High Relapse Cells o células de alta probabilidad de recaída).

Estas células presentan poca actividad proliferativa y no contribuyen al crecimiento del tumor primario.

Sin embargo, grupos de HRC son capaces de desprenderse del cáncer en el colon, migrar hasta alcanzar el torrente sanguíneo, llegar al hígado y permanecer ocultas durante un tiempo tras la cirugía.

Los investigadores además confirmaron que, eliminar estas células mediante técnicas genéticas es suficiente para prevenir la formación de metástasis.

El equipo también desarrolló una estrategia terapéutica para erradicar específicamente la enfermedad residual y prevenir la recurrencia.

SOMOS UNA COOPERATIVA

NOS AUTOGESTIONAMOS

VOS NOS FINANCIÁS

¿CÓMO?

>CLICK AQUÍ<

Así, demostraron que las metástasis incipientes, cuando todavía no son visibles, pueden eliminarse mediante un tratamiento con inmunoterapia, previo a la cirugía.

“Nuestro estudio sugiere una revisión de las pautas clínicas en el tratamiento de este tipo de cáncer porque, en muchos casos, sería recomendable aplicar la inmunoterapia antes de la cirugía”, apuntó Batlle.

Con cerca de dos millones de nuevos casos cada año, el cáncer colorrectal es el tercero más común en el mundo.

Dejá tu comentario