ECONOMÍA

La demanda de combustibles se derrumba en medio de la recesión

El gasoil no se salva: también está en retracción. La brecha de precios entre las naftas y el gasoil en los últimos dos años se redujo a la mitad. Los precios locales están por encima de los que tienen países limítrofes como Brasil, Bolivia y Paraguay. Decadencia total.

El aumento del 4% en el precio promedio de los combustibles generó repercusiones significativas tanto a nivel local como regional. A pesar de estar por debajo de la inflación de junio, este incremento posicionó los precios locales de naftas y gasoil por encima de los de varios países vecinos como Brasil, Bolivia y Paraguay.

Caída en el Consumo y Variaciones Regionales

En el caso específico de las naftas grado 2, los precios ahora superan a los de países limítrofes, lo que contribuyó a una notable disminución en el consumo regional. Sectores como el noroeste argentino experimentaron las mayores reducciones en las ventas de combustibles, con las naftas grado 3 liderando la caída con un alarmante 22% menos de demanda en comparación con el año anterior.

Impacto Diferencial del Aumento

Durante la primera mitad del año, el aumento de precios afectó de manera dispar a distintas variedades de combustibles. Mientras la nafta superó una caída del 2%, la premium sufrió una disminución drástica del 22%, con la excepción de la Ciudad de Buenos Aires, que mostró un incremento del 7.9%.

Tendencias Regionales y Causas del Declive

En provincias como Misiones, los precios más altos de los combustibles en comparación con el resto del país provocaron una caída del 29% en el consumo, exacerbada por la reducción en la llegada de automovilistas desde países vecinos. Ciudades fronterizas como Puerto Iguazú y Posadas fueron las más afectadas, con declives de consumo del 50% y 36%, respectivamente.

Situación del Gasoil y Brecha de Precios

El gasoil, por su parte, también vio una retracción generalizada a nivel nacional, excepto en la región patagónica. La mayor caída se registró en el gasoil grado 3, con un descenso del 8% respecto al año anterior en la región nordeste argentina, que incluye Formosa y Misiones.

Reducción de la Brecha de Precios

En los últimos dos años, la brecha de precios entre las naftas y el gasoil se redujo notablemente, reflejando ajustes de mercado frente a la crisis de abastecimiento y el aumento de precios del gasoil en el mercado nacional. Las refinerías respondieron ajustando los precios de los combustibles grado 2 para minimizar la diferencia con los productos grado 3.



Dejá tu comentario