MUNDO | Europa | piedras del hambre | ríos | nivel de las aguas | río Elba | crisis climática

“Si me ves, llora”: vuelven a emerger las "piedras del hambre"

Se colocaron en los ríos, sobre todo en los siglos XV-XVII, y emergen cuando desciende el nivel de las aguas. En 2018 Greenpeace colocó una "piedra del hambre" en el río Elba con el mensaje: "Si me ves es que la crisis climática ha llegado”.

Las conocidas como “piedras del hambre” son rocas en el lecho de los ríos que sólo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos. Los alemanes se refieren a ellas como ‘Hungersteine’ (literalmente ‘piedras del hambre’) y cuando aparecen anuncian tiempos de penurias y calamidades. Hacía tiempo que no se las veía. Ahora volvieron a emerger.

SOMOS UNA COOPERATIVA

NOS AUTOGESTIONAMOS

VOS NOS FINANCIÁS

¿CÓMO?

>CLICK AQUÍ<

Esculpidos en ellas, antiguos pueblos dejaron mensajes sobre las catástrofes desencadenadas por la falta de agua y recordatorios de las dificultades sufridas durante las sequías.

Las inscripciones se remontan a décadas y hasta siglos. La más antigua, encontrada en la cuenca del río Elba, data de 1616, y está escrita en alemán.

Su traducción señala dramáticamente: "Si me ves, llora”. El cauce de los ríos se encuentra en mínimos por todo el continente europeo y el descenso del agua dejó al descubierto las terribles advertencias de los antepasados.

Habitantes cincelaron en su superficie las fechas de severas sequías. En ella se pueden leer los años 1417, 1616, 1707, 1746, 1790, 1800, 1811, 1830, 1842, 1868, 1892 y 1893. "La vida volverá a florecer una vez que esta piedra desaparezca", se lee en otra de las rocas talladas.

"El que una vez me vio, lloró. El que me vea ahora llorará", augura una más. "Si vuelves a ver esta piedra, llorarás. Así de superficial fue el agua en el año 1417", dice otra. Que el agua llegara a esos niveles tan bajos significaba pobreza y carencia para muchas ciudades.

TE INFORMASTE

¿QUERÉS SUMARTE A INFONEWS?

>CLICK AQUÍ<

La sequía acarreaba la ruina en los cultivos pero también cortaba las vías fluviales por las que llegaban alimentos, suministros de todo tipo y carbón para cocinar, amenazando el sustento de las familias que vivían a lo largo de la costa.

Más cerca en el tiempo, en 2018 Greenpeace colocó una ‘piedra del hambre’ en el río Elba con el mensaje: "Si me ves es que la crisis climática ha llegado”. Este verano la sequía sigue causando dificultades al tráfico fluvial en toda Europa. Los ríos Rin y Elba están al borde llegar al mínimo. Las piedras del hambre volvieron.

Dejá tu comentario