POLÍTICA | Javier Milei | ley bases | Manuel Adorni

Entre suspiros, Adorni intentó explicar el naufragio de Milei y la Ley Bases

El vocero presidencial hizo agua por todos lados a la hora de referirse a la caída de la Ley Bases y a la violenta reacción del presidente Milei.

Un Manuel Adorni más adusto de lo habitual encabezó este martes la conferencia de prensa con la que a diario intenta contestar preguntas de la prensa acreditada en Casa Rosada. El vocero presidencial comenzó diciendo que al Gobierno le llamó la atención el aplauso que cerró la frustrada sesión que derrumbó la Ley "Bases".

"No sé si aplaudían que 6 de cada 10 chicos sean pobres en la Argentina, si les causó gracia... que... un empleador no pueda contratar empleados en Argentina... eh... no entendimos bien de qué se reían", intentó desarrollar Adorni, quien apeló al manual de retórica libertaria modelo 2024.

"Aparentemente se reían de querer quedar en el pasado, en una Argentina estancada, pobre y decadente... eh... y lo cierto es que ayer lo único que se logró, lo único que lograron es retrasar los tiempos de la ley", completó.

El economista que hace días acomodó a su hermano en un cargo oficial por el que va a cobrar 2.500 dólares al mes, disparó, místico, que "el futuro es inevitable". Luego intentó profundizar la idea pero quedó en boxes: "Y el futuro es... claramente... lo he dicho en... innumerable cantidad de oportunidades... el futuro... es la libertad de todos los argentinos", dijo como pudo.

En tren de fantasías, Adorni consideró que "la inflación sigue bajando" y que "por supuesto que los objetivos los vamos a alcanzar, con o sin ley (sic)".

"Quiero transmitirles también que el Presidente está tranquilo con este desenlace", intentó convencer a los periodistas presentes.

"El Gobierno no es la ley. De la decadencia vamos a salir igual"; arremetió luego en un monólogo que duró más de la mitad del tiempo que se extendió la conferencia de prensa.

El escrache de Milei

En el mismo marco, Adorni reconoció que "hubo algún malestar con respecto a la mención de los diputados que votaron en contra (del articulado)". Sobre ello, el vocero quiso justificar al Presidente diciendo que "la información que se brindó es pública, pueden fijarse ustedes mismos en la web de diputados".

"El Presidente siempre dijo que iba a exponer las mentiras y su compromiso era con la gente y que siempre iba a defender la verdad y la honestidad moral", ensayó también. Y volvió a justificar: "No se hizo más que exponer información pública".

As+o es que justificó los escraches al voleo que hicieron fanáticos de Milei en redes (y que Milei avaló compartiéndolos) diciendo que "todo es urgente", tanto lo que se votó como lo que no.

"La ley va a ser realidad, en tal caso en algún momento la política se va a dar cuenta lo que quiere la gente, lo que pide la gente... y en definitiva... eh... ah... eh... digamos... la ley va a transformarse en una realidad", recitó, mareado por la situación.

Por último, sobre la posibilidad de que el Gobierno llame a un plebiscito para definir la ley, apuntó que "todas las herramientas constitucionales están siendo evaluadas".

 



Dejá tu comentario