POLÍTICA | Capitanich | Frente de Todos | Sergio Massa

Capitanich sigue afuera del nuevo armado del Gobierno pero exige medidas

Vetado por Alberto Fernández para desembarcar en Jefatura de Gabinete, el gobernador de Chaco le quiere marcar la agenda a Sergio Massa.

Jorge Capitanich (archivo Télam)
Jorge Capitanich (archivo Télam)

Salvo que ocurra algún timonazo propio de los fines de semana álgidos de la política argentina, no parece haber mayores chances de que el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, desembarque en la Jefatura de Gabinete tal como quería Cristina Kirchner para el nuevo formato del gobierno nacional. Quizá por eso, uno de los referentes de los gobernadores del PJ salió a exigir medidas al renovado equipo de gobierno del Frente de Todos.

Reunión Massa-Scioli: para trabajar "en la transición y temas urgentes"

Por el momento el veterano dirigente chaqueño mantiene el veto que sobre él impuso Alberto Fernández cuando se comenzó a hablar de cambios profundos en la forma de gobierno que lleva adelante la accidentada coalición oficial. En ese marco, Capitanich se mostró cerca de la nueva realidad pero también con pedidos fuertes.

Según afirmó desde Resistencia, las medidas que anunciará el miércoles próximo el designado "superministro" Sergio Massa tienen que comprender "acciones e instrumentos que tiendan progresivamente a resolver problemas en lo fiscal, monetario y cambiario pero con anclaje y shock".

Capitanich agregó que el paquete de iniciativas que se pongan en práctica "deberá tender a generar incentivos en la oferta de divisas y, por otro lado, promover un esquema de uso racional de los recursos en dólares, a los efectos de generar un puente".

En declaraciones al canal de noticias C5N, el mandatario chaqueño insistió sobre la necesidad de hacer frente al "problema de la inestabilidad cambiaria" a través de un "anclaje" y un "shock", para luego plantear que la aplicación de las primeras medidas deberían conformar "un sendero preciso y claro".

De todas formas, aclaró que él no tiene información de ningún tipo sobre qué hará Massa una vez que asuma en el cargo y subrayó que sus planteos sobre estos temas responden exclusivamente a una opinión personal.

Por otro lado, al referirse a la última reunión de la Liga de Gobernadores en el Consejo Federal de Inversiones (CFI) y al encuentro posterior con el presidente Alberto Fernández en la Casa Rosada, contó que los mandatarios provinciales propusieron "adoptar decisiones que impliquen centralizar y fortalecer la conducción económica a los efectos de lograr resultados de manera inmediata".

Ese encuentro, realizado el miércoles último, precedió a la reorganización del equipo de Gobierno que dispuso el Presidente, con el ingreso de Massa a un gabinete que ya empezó a ser modificado para que el Ministerio de Economía recupere funciones con la incorporación de Producción, Agricultura y otras áreas económicas.

Para Capitanich, el gran desafío es enfrentar "la inestabilidad cambiaria, producto de la restricción externa" y "la inflación alta", aunque en paralelo destacó que junto a los problemas de la coyuntura económica muestra algunas fortalezas, como que "la situación de las provincias es superavitaria, el sistema financiero argentino es líquido y solvente, y la tasa de desempleo es del 7 por ciento".

Además, el chaqueño deslizó que algunas cuestiones de la coyuntura pueden leerse como oportunidades, entre ellas la posibilidad de que el Frente de Todos recupere "cohesión y unidad política", mientras que en materia económica mencionó que "los precios de los activos financieros argentinos están por el piso", un dato que -paradójicamente- podría constituir un escenario favorable para que se vaya recuperando valor.

Dejá tu comentario