SOCIEDAD | abuso sexual | brieger | periodistas argentinas | protocolo | sipreba

El informe de Periodistas Argentinas tras las denuncias de abuso contra Brieger

El colectivo que reúne a trabajadoras del sector presentó un informe en el que se reunieron 19 testimonios de los abusos sexuales cometidos durante años por el referente de periodismo internacional. También presentaron una propuesta reparadora y exigieron disculpas públicas de Pedro Brieger. El SiPreBA elaboró un protocolo para casos de abuso.

Foto: gentileza prensa Página 12/Jorge Larrosa
Foto: gentileza prensa Página 12/Jorge Larrosa

"En el año 2010, la periodista Agustina Kämpfer expresó públicamente en un programa de televisión que el periodista Pedro Brieger, flamante ganador del premio Martín Fierro, era “un acosador”. Nadie la escuchó (...) Catorce años después y a partir de una nota de Alejandro Alfie que daba cuenta de un juicio laboral que Brieger había ganado, la periodista Cecilia Guardatti comentó el posteo de esa noticia en las redes sociales: denunció su conducta acosadora. Esta vez, alguien escuchó. Alfie publicó, luego de investigar, una serie de tuits donde citó cinco casos de profesionales afectadas por la conducta de Brieger. 3 A partir de esa publicación, se quebró el silencio".

Así arranca el informe elaborado por el colectivo Periodistas Argentinas que este martes presentaron sus integrantes en el Senado, a través del cual volcaron 19 testimonios de víctimas de los abusos y el exhibicionismo (una de las formas de abuso sexual y de poder) llevados a cabo por el periodista.

Al respecto, indicaron que el informe es "el resultado de las reuniones que Periodistas Argentinas mantuvo con 19 afectadas. Escuchamos sus testimonios y compartimos sus lágrimas, impotencia y vergüenza. Tratamos de reflexionar lo que cada relato iba hilvanando. Una forma de actuar que había logrado dejar sin palabras y sin respuestas a todas y cada una: periodistas, académicas, alumnas, empleada, vecina".

La importancia de remarcar los años de silencio, ese que "dejó sin palabras" a quienes sufrieron los abusos de Brieger, tiene que ver con condenar la postura que, justamente, cuestiona el silencio de las víctimas y el tiempo de demora en denunciar o contar el abuso sufrido.

"No es el objetivo de este informe el escrache. Lo motiva la necesidad de terminar con la cultura del acoso, que este caso nos revela en toda su compleja dimensión. Encarna en una persona, pero también desnuda responsabilidades institucionales de medios públicos y privados, instituciones académicas públicas y privadas y todos y cada uno de los contextos y personas que silenciaron y naturalizaron estas violencias que son imposibles de soportar", añade el informe.

Y ante ello, es importante reivindicar el valor de las construcciones colectivas para enfrentar de forma conjunta y organizada el padecimiento estructural de los abusos y generar herramientas para combatirlo. 

Brieger fue un referente bien posicionado en política internacional, y quien ocupó durante décadas lugares laborales de privilegio como la dirección del sitio de noticias NODAL. Además, fue columnista en medios televisivos y radiales (C5N, Radio La Red) y docente universitario (UBA), entre otros. Luego de que las denuncias se hicieran públicas, Brieger fue corrido de todos esos espacios de trabajo. Pero denunciarlo no fue fácil, porque -entre otras cosas- Brieger se mantuvo siempre en una posición de poder.

Además de los testimonios, que son verdaderamente escalofriantes, y tras analizar cómo perjudicó "la trama del abuso" a las trabajadoras que sufrieron en carne propia la violencia de Brieger, el colectivo de periodistas planteó a modo de conclusión una propuesta reparadora en la que remarcaron que "las afectadas cargan (culturalmente) con la responsabilidad de 'denunciar' ante una institución ajena al ámbito donde se produce el daño: 'la Justicia'".

"El desafío, entonces, es cómo hacer justicia para estos casos. En Argentina existen leyes para penalizar el acoso callejero, pero no para aquellos agravios que se producen en el ámbito laboral y académico: esa es la gran deuda que este informe pretende saldar y por eso mismo proponemos que se legisle específicamente este tipo de conductas abusivas", expresaron.

En esa línea, exigieron -para el caso- "una serie de medidas reparatorias que garanticen la erradicación de estas conductas abusivas".

Estas medidas son:
- En aquellos los medios de comunicación públicos y privados donde se produjeron estos hechos: espacios para campañas de prevención y erradicación del acoso.
- En aquellas universidades públicas y privadas donde las afectadas tuvieron que soportar estas conductas: jornadas y campañas dedicadas a la prevención del acoso.
- En todos estos ámbitos: procedimientos claros y ampliamente informados para canalizar denuncias, a cargo de personas capacitadas para garantizar la no re victimización y la confidencialidad que requieren estos casos.


"Consideramos imprescindible también que Pedro Brieger pida disculpas públicas a las afectadas", concluyó el colectivo.


El protocolo del SiPreBA

El Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA), que cuenta con una Secretaría de Mujeres y Géneros, elaboró un protocolo para casos que puedan ocurrir tanto dentro del gremio como en el ámbito laboral. "La organización colectiva es la herramienta para enfrentar cualquier abuso", indicaron.



Dejá tu comentario