SOCIEDAD | ABUSO | PEDÓFILO | BÚSQUEDA INTERNACIONAL

Intensifican búsqueda de un hombre que abusó de su sobrina durante años

Se trata de Leandro Sebastián Martínez, quien está prófugo desde el verano de 2020. El Gobierno nacional ofrece 4 millones de pesos a quien aporte datos de su paradero y continuar, así, con la causa por el delito.

Lo buscan por abuso sexual agravado desde hace dos años y medio. Tiene captura nacional e internacional. Leandro Sebastián Martínez es un contador de una multinacional de 43 años, quien vivía en un country de la zona oeste y que, según se sospecha, abusaba de la víctima desde hace años.

Por el momento, la única novedad en el caso es que el Ministerio de Seguridad de la Nación aumentó a 4.000.000 de pesos la recompensa para cualquiera que pueda aportar información respecto de su paradero. La búsqueda se intensifica y este cambio en el monto para quienes ayuden a localizarlo llega mediante una resolución fue firmada por el ministro Aníbal Fernández en respuesta a la solicitud de la Fiscalía N° 2 de Moreno-General Rodríguez, a cargo de Carina Saucedo, y del Juzgado de Garantías N° 1.

Martínez tiene pedido de captura nacional e internacional, con un alerta roja de Interpol. Lo acusan de los delitos de "abuso agravado por la condición de ser encargado de la guarda de la victima menor de 13 años, en cuanto menos dos oportunidades y abuso sexual simple, todos ellos en concurso real entre sí".

El abogado de la familia de la victma, Juan Pablo Gallego tildó de "insólito" que "con tamaño cuadro probatorio, Martínez haya logrado mantenerse prófugo a lo largo del tiempo, lo cual sólo se explica por sus recursos económicos y omisiones judiciales elocuentes".

La víctima ya había advertido su incomodidad en una charla de Educación Sexual Integral (ESI) en la escuela y recién logró que lo denunciaran cuando se las ingenió para que sus agresiones quedaran filmadas en febrero de 2020.

Gracias a esas filmaciones, logró contar lo que le pasaba y sus padres hicieron la denuncia. Pero, supieron después, el historial de abusos era de larga data. A la nena solía ir a pasar tiempo en la casa de este familiar hasta que una noche ella le envió audios a una amiga contándole uno de los abusos, mientras dormía.

La mamá de esa amiga les pasó los audios a los padres de la víctima, que retiraron de urgencia a la nena del country en el que vivía su abusador. Cuando la nena reveló lo ocurrido, se alejaron de la familia y adjudicaron lo ocurrido a una confusión. El sospechoso escapó y todavía está prófugo de la Justicia.

 

Se reciben las denuncias en el número 134, de denuncias anónimas o por correo electrónico a: [email protected]

Dejá tu comentario