Actualidad

¿Qué tan ventajosa es la separación de bienes?

Es cada vez más común, tanto en España como en el resto del mundo, que los matrimonios se realicen bajo un acuerdo de separación de bienes, esto debido tanto a la independencia económica que ambos cónyuges puedan tener, así como a la facilidad de llegar a diferentes acuerdos a la hora de un posible divorcio.

Tradicionalmente, en España los matrimonios se realizaban bajo la figura de régimen ganancial, esto debido a que la esposa se quedaba en el hogar ocupándose de los hijos mientras que el esposo trabajaba para aportar el sustento a este hogar. Pero con todos los cambios en la sociedad, la profesionalización de la mujer y el aporte del sustento al hogar por parte de ambos, cada vez más las parejas se casan siguiendo el régimen de separación de bienes.

Hay que tener en cuenta que, sólo en las Comunidades Autónomas de Baleares, Cataluña y Valenciana, el régimen económico matrimonial de separación de bienes se aplica de forma automática a menos que los cónyuges expresen otra cosa. En el resto de España tienen que recurrir a las capitulaciones matrimoniales para que puedan aplicar la separación de bienes.

¿En qué consiste la separación de bienes?

Cuando una pareja contrae matrimonio y expresa el deseo de que su régimen económico matrimonial sea por separación de bienes, significa que todos los bienes que posee cada uno de ellos antes del matrimonio, así como todos los bienes que adquieran durante el matrimonio, son propiedad de cada cónyuge por separado al igual que la administración de los mismos.

La diferencia con el régimen ganancial es que en este último todos los bienes que poseen los cónyuges antes del matrimonio y todos los que se adquieran durante el mismo pasan a formar parte de la propiedad matrimonial conjunta. De allí que hoy en día, cuando tantos profesionales ya se han labrado un patrimonio propio antes de llegar al matrimonio, prefieran optar por el régimen económico matrimonial de separación de bienes o también recurren a esta figura cuando se determina que la actividad que desarrolla uno de los integrantes es una actividad económica o comercial que pueda afectar el patrimonio del otro.

Para realizar todos los trámites pertinentes para contraer matrimonio por separación de bienes, es recomendado que busquen asesoría de un abogado, sobre todo si tienen que hacer una capitulación matrimonial, en este sentido el despacho de Herranz Ramia abogados, ubicado en Castellón, tiene una gran experiencia con los trámites relacionados con este tema.

¿Qué caracteriza un matrimonio con separación de bienes?

Primero que nada, cada cónyuge es dueño de su patrimonio personal, tanto anterior como posterior al matrimonio, así mismo le corresponde el uso y disfrute de los mismo sin necesidad de tener permiso de su pareja. Sin embargo, existe una excepción en lo que se refiere a la vivienda familiar: esta no podrá ser negociada sin el consentimiento de ambos cónyuges.

Aunque el matrimonio esté bajo el régimen de separación de bienes la ley establece que hay ciertas normas a seguir para el buen desarrollo del mismo, sobre todo en lo relacionado con los gastos familiares y más aún si tienen hijos. Los gastos que representen una carga familiar deben ser cubierto por ambos cónyuges de forma equitativa, como el médico de los hijos, los estudios o los gastos de alimentación familiar.

El despacho de abogados Herranz Ramia ofrece asesoría tanto a parejas ya casadas con régimen de separación de bienes, así como a parejas a punto de contraer matrimonio. En ese sentido, ellos recomiendan que la separación de bienes se lleve a cabo antes de contraer nupcias, pues todos los trámites legales serán mucho más sencillos de realizar.

Ventajas del régimen de separación de bienes

La obvia ventaja de este régimen económico matrimonial es que cada cónyuge conserva la propiedad de su patrimonio personal, por lo que podrá disponer del mismo sin el consentimiento de su pareja.

Las deudas contraídas sobre su patrimonio personal por cada integrante del matrimonio son exclusivamente suyas, salvo aquellas que se hayan adquirido para contribuir al gasto familiar. Una de las ventajas más importantes es que cada cónyuge conserva sus bienes al momento de un divorcio.

De ocurrir el fallecimiento de uno de los cónyuges, todos los trámites de herencias serán mucho más sencillos pues los bienes ya están separados.

El despacho de abogados Herranz Ramia también puede informar de que el hecho de haber contraído matrimonio por régimen de separación de bienes no es impedimento para que durante el matrimonio puedan adquirir bienes comunes y en este sentido les pueden dar asesoramiento con respecto a la compra de bienes comunes.

Desventajas de un régimen de separación de bienes

Frente a la gran cantidad de ventajas que ofrece un matrimonio bajo el régimen económico de separación de bienes, las desventajas no son tantas, una de ellas es la falta de solidaridad económica que se puede presentar en el matrimonio, ya que mientras uno de los cónyuges puede llegar a obtener ganancias mucho más elevadas que su pareja, fruto de su patrimonio personal, los aportes para gastos del hogar que se hagan serán igualitarios.

La otra desventaja que se ha tocado con relación a este tipo de matrimonio, es que si uno de los miembros del mismo dejase de trabajar para dedicarse exclusivamente al cuidado de hogar, este saldría perjudicado al momento del divorcio. Sin embargo, la ley española computa el trabajo del hogar como trabajo doméstico, lo cual le da derecho a una indemnización.

Dejá tu comentario