Actualidad | el argentino caba

Un chico de seis años murió arrollado por un patrullero cuando festejaba su cumpleaños

Luciano Alt fue embestido por un móvil policial en Villa Ballester. Sus familiares denuncian que el vehículo avanzaba sin luces y lo dejaron tirado. Los efectivos que conducían están detenidos.

Un niño de seis años murió atropellado por un patrullero cuando festejaba su cumpleaños en la localidad bonaerense de Villa Ballester, y por el hecho aprehendieron a los dos efectivos que iban en el vehículo, informaron anteayer fuentes policiales y judiciales. El accidente ocurrió anteanoche, alrededor de las 23.30, en el cruce de las calles Agustín Álvarez y Mendoza, en el asentamiento conocido como villa La Rana, del partido de San Martín. Fuentes policiales y judiciales informaron a Télam que todo comenzó cuando un patrullero estaba circulando por la zona sin perseguir a nadie y con las luces encendidas. En ese momento, la víctima, identificada como Luciano Alt, fue embestida por el móvil en el que iban dos efectivos. Según las fuentes, los policías descendieron del vehículo y subieron al niño a otro patrullero que venía por detrás, el cual lo llevó a un hospital zonal, donde murió como consecuencia de las lesiones sufridas. De acuerdo a las primeras pericias realizadas por Gendarmería Nacional, el rodado que chocó a Luciano iba a 16 kilómetros por hora, agregaron los voceros. No obstante, el efectivo que manejaba el móvil, un oficial de 28 años, y su acompañante, un teniente de 50, fueron aprehendidos y quedaron a disposición de la fiscal Ana De Leo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 del Departamento Judicial San Martín que mañana los indagará por el delito de "homicidio culposo". Es que según los familiares del niño, el patrullero iba sin luces y, tras embestirlo, siguió de largo sin prestarle asistencia. Al respecto, los investigadores analizaban las cámaras de seguridad de la zona para determinar fehacientemente las causas del choque. "Iban siguiendo un auto, pasó un patrullero que venía a no se qué velocidad con las luces apagadas, sin sirenas y aceleró de repente", dijo a la prensa Analía, madre de la víctima. Según la mujer, su hijo estaba jugando con los chicos de la cuadra cuando "lo pisaron, pararon y siguieron". "Pararon en la esquina y dijeron que se fueron porque la gente los insultó pero era mentira, hubo un grupo de gente que se acercó a ver", aseguró la madre del chico, quien contó que tras el choque "estaba todo reventado". Analía dijo que le dio un beso a Luciano y éste estaba "todo golpeado, empezó a vomitar, le sangraba la nariz y la oreja". La mujer contó que hace dos días, antes de las 22, "estaba en la otra cuadra" cuando pasó un auto robado y "la policía a contramano sin luces y sin sirenas". "Últimamente hacen eso, antes no, vienen con las luces apagadas y sin sirenas", se quejó ante la prensa. La madre de Luciano señaló que "cinco minutos antes" del hecho estaban preguntándose con su marido qué mochila le iban a comprar "porque empezaba primer grado". "No se puede imaginar que a una criaturita de seis años por jugar le pase lo que le pasó", sostuvo con lágrimas en los ojos. En tanto, Pablo, padre del niño afirmó que para él "son culpables los dos" policías porque el acompañante "tampoco tuvo la intención de bajarse" y ambos "siguieron y lo dejaron tirado en la calle".

Dejá tu comentario