POLÍTICA | cuba | marcha | altamira

Marcharon en apoyo al pueblo cubano: "La revolución depende de la lucha"

Referentes de la izquierda argentina como Altamira y Ramal marcharon a la Embajada de Cuba para reclamar la absolución del pueblo cubano procesado por protestar.

El ajuste del gobierno cubano provocó que el 11 de junio trabajadores y trabajadoras salieran a la calle para reclamar. Pero la única respuesta que recibieron fue una reacción represiva: algunos terminaron presos y otros, procesados. A siete meses de todo ello, Política Obrera se movilizará a la Embajada Cubana en apoyo al pueblo de la Isla.

En declaraciones a Infonews, el dirigente y economista Marcelo Ramal planteó que "la protesta del pasado 11 de julio fue una genuina reacción de trabajadores y sectores populares de Cuba contra el agravamiento extraordinario de la falta de alimentos, los cortes de luz y el desabastecimiento. Pero también contra la acentuación de la desigualdad social entre quienes tienen acceso a divisas y a tiendas especiales y una mayoría que solo recibe pesos cubanos y sufre las consecuencias de una devaluación de alcances enormes".

"Por ello rechazamos la criminalización de la protesta política y social. Nos solidarizamos con el pueblo cubano movilizado. El proceso judicial debe ser público y los acusados deben tener la posibilidad de manifestar sus razones ante los tribunales y ante el conjunto de la ciudadanía", enfatizó Ramal, compañero de lucha y partido de Jorge Altamira. 

Consultado sobre la situación que sufre Cuba, Ramal sostuvo que "el destino de la revolución cubana no depende de un aparato de Estado sino de la disposición de lucha de las masas cubanas" y arguyó, entonces, que "desde ese lugar reclamamos la libertad de los detenidos en las protestas del 11 de julio, el desprocesamiento y absolución de quienes están siendo juzgados, la publicidad de las sesiones judiciales, la investigación de los hechos represivos y la satisfacción de los reclamos sociales levantados por los manifestantes".

 

SOBRE LA CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA

"El estallido del 11J fue una genuina reacción popular contra las medidas draconianas de ajuste -devaluación de la moneda, tarifazos- adoptadas por el gobierno de Díaz Canel contra las masas cubanas desde comienzos del 2021. Miles de personas -muchas provenientes de los barrios más pobres del país- marcharon contra la debacle inflacionaria, los cortes de energía y la escasez de alimentos y medicamentos, al tiempo que denunciaban a las tiendas dolarizadas donde se provee la burocracia gobernante", explicaron desde el partido fundado por Jorge Altamira.

En esa línea, y mediante un comunicado, agregaron que "el gobierno de Díaz Canel envió unidades militares para sofocar las manifestaciones del 11J y más de 1.300 personas fueron detenidas. Desde principios de enero, más de 60 fueron llevadas a juicio por su participación en las protestas del 11J, enfrentando penas de hasta 30 años de prisión. Entre esos procesados hay al menos cinco menores de edad. Otros 600 detenidos esperan fecha para ser juzgados". 


SALIR A LA CALLE

La marcha se realizaba este viernes a partir de las 14: Política Obrera tenía previsto hacerse presente en la Embajada de Cuba en Buenos Aires -Virrey del Pino 1810- para reclamar la liberación de los detenidos en la rebelión popular que tuvo lugar el pasado 11 de julio en ese país. 

Dejá tu comentario