ECONOMÍA

Contundente análisis de la Cámara Argentina de Comercio: "No hay brotes verdes"

Mario Grinman, uno de los empresarios más cercanos al gobierno libertario, admite que lo único que tiene en concreto son "esperanzas". Reconoció que los comerciantes "llaman, preguntan hasta cuándo dura esto y cuentan que están pasando por un momento difícil".

En medio de los informes oficiales que confirman la recesión/destrucción económica en mayo, Mario Grinman, titular de la Cámara Argentina de Comercio, uno de los empresarios que más acompaña al Gobierno de Javier Milei, se esperanza religiosamente en que "la caída habría tocado fondo".

Según confió al medio oficialista Noticias Argentinas, Grinman dice que tiene "expectativas de recuperación económica", por la Ley Bases, el Régimen de Incentivos a la Generación de Ingresos (RIGI), el Pacto de Mayo, y demás relatos gubernamentales.

"No hay indicios de recuperación inmediata. Lo que veremos en los próximos meses son señales de que la contracción ha finalizado y que comenzará una recuperación lenta, acompañada de una disminución en la inflación", afirmó Grinman, aunque no mostró los índices en los cuales se basa, mientras que el sector que representa sigue en proceso de derrumbe.

"El sector de calzados tuvo una recuperación interesante en marzo. Hay algo sucediendo en indumentaria, aunque en alimentos es más moderado", se aferró a decir, al tiempo de que la inflación en los productos esenciales no para de trepar.

Se aventuró a relatar que "ya estamos viendo mejoras en algunos sectores donde las ventas en marzo superaron a las de marzo del '23. Estamos transitando una meseta con más estabilidad, con la esperanza de una recuperación hacia el segundo semestre. Parece que será una curva en 'U' con una base prolongada".

"Es triste ver el cierre de cualquier empresa. Pero quizás estos sean los costos necesarios para avanzar hacia un país más estable", comentó, aferrándose al "cuanto peor, mejor", o décima similar para justificar la hecatombe económica.

"Aunque los comerciantes reportan dificultades, están decididos a resistir porque entienden la necesidad de ajustar el gasto y reducir el déficit fiscal y comercial", afirmó.

En relación con la Ley Góndolas, criticó la intervención del Estado en cuestiones que podrían ser resueltas por el mercado. "El Estado tiene suficientes problemas en educación, salud y seguridad como para involucrarse en regular precios y favorecer empresas por decreto", opinó, aunque nada dijo sobre que Argentina es una economía oligopólica absolutamente cartelizada.

En definitiva, sin datos reales y con mucha esperanza a niveles religiosos, Grinman se mostró como soldado de Milei a la hora de defender el relato oficial.



Dejá tu comentario