ECONOMÍA | autos usados | venta de autos

La venta de autos usados cerró 2015 con récord

A lo largo del año se comercializaron 1.772.920 vehículos, un 7,98 por ciento más que en 2014. En el sector aseguran que fue porque faltaron autos nuevos y además, sus precios subieron mucho.

La compra-venta de autos usados cerró 2015 con un récord de 1.772.920 operaciones realizadas, un 7,98% más que lo negociado en 2014, informó ayer la Cámara del Comercio Automotor (CCA), que aseguró que entre las causas de este comportamiento se debía incluir la situación del mercado de autos cero kilómetro y la diferencia de precios entre este tipo de unidades y las usadas.

Según la CCA, se transfirieron en diciembre 144.391 unidades, lo que implicó un crecimiento del 5,04% en la comparación con el mismo mes de 2014, cuando se comercializaron 137.468 unidades usadas. Por otro lado y respecto del desempeño de noviembre de 2015, cuando se comercializaron 147.957 vehículos, hubo una baja del 2,41%.

En diálogo con Tiempo Argentino, Alberto Príncipe, presidente de la CCA, señaló que son varios los factores que influyeron en el resultado de 2015. El empresario aseguró que entre los más destacados se encuentran la falta de stock de autos nuevos nacionales, situación que se vivió a lo largo del año pasado. A esta falta de autos nuevos locales se le sumó la caída en la presencia de autos importados de gama media y alta, decisión tomada por las automotrices que los ingresan al país como derivación del impuesto interno que se les aplicó desde fines de 2014.

"Nuestro mercado siguió muy demandado y los precios se mantuvieron competitivos.Con la llegada del nuevo gobierno hay nuevas reglas de juego".

Príncipe también apuntó a la suba de los precios de los autos cero kilómetro que se verificó a lo largo del año pasado y que generó roces entre el gobierno nacional y las terminales automotrices. "Los usados comenzaron a tener un precio atractivo respecto de los autos nuevos", describió el empresario, quien explicó que "los precios de los autos nuevos acompañaron la inflación; lo que no huibo fue un acompañamiento del bolsillo a esas subas".

En ese sentido, Príncipe auguró un escenario complejo por la suba de los costos de producción de los automotores debido a la devaluación del peso de diciembre pasado. "El 70 por ciento de las partes de los autos son importadas, que sufrieron el incremento generado por la devaluación del 40 por ciento", agregó.

Las provincias en las que más creció la compra-venta de autos usados durante 2015 fueron Neuquén (con el 26,73%); Tucumán (20,21%); Chaco (16,50%); La Rioja (15,39%); Tierra del Fuego (14,92%); Santiago del Estero (14,38%); Formosa (13,06%); Catamarca (12,19%); Jujuy (12,11%); y Chubut (11,98%).

En tanto, Córdoba registró un crecimiento del 4,67%; y Santa Fe, del 4,15%; mientras que en Capital Federal la suba fue del 1,54%. En tanto que la provincia de San Juan fue la única en la que decreció la transferencia de usados al caer un 0,32 por ciento.

Respecto de las perspectivas para este año, Príncipe evaluó: "Nuestro mercado siguió muy demandado y los precios se mantuvieron competitivos.Con la llegada del nuevo gobierno hay nuevas reglas de juego y deberemos esperar que transcurra el primer semestre para tener una tendencia sobre cómo evolucionará el sector durante 2016".



Dejá tu comentario