ECONOMÍA | Deuda | fmi | juntos por el cambio

Álvarez Agis cruzó a la oposición por la deuda en pesos: "Ningún problema"

El economista cuestionó la “gravedad e irresponsabilidad” del comunicado emitido por Juntos por el Cambio y dijo que buscan que el Gobierno tenga una crisis financiera.

El economista Emmanuel Álvarez Agis subrayó que la deuda en pesos que posee el país “no representa ningún problema” y cuestionó la “gravedad e irresponsabilidad” del comunicado emitido por la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio, en el cual calificaron a los compromisos del Tesoro cómo "una bomba de tiempo" para el próximo Gobierno.

“La deuda en pesos, desde el punto de vista técnico, no representa ningún problema para la Argentina”, afirmó Álvarez Agis esta mañana en diálogo con Radio con Vos.

El exviceministro de Economía indicó que dicha posición es compartida por “economistas de la más variada orientación ideológica”, incluido el ex titular del Palacio de Hacienda, Domingo Cavallo.

Además, subrayó que el propio Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que dicha deuda “es sostenible”, en el marco del “programa financiero avalado” que posee el país con el organismo.

El economista puntualmente se refirió al comunicado de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio del pasado lunes, en el cual rechazó lo que consideró como la “utilización abusiva de instrumentos financieros en pesos ajustados en dólares con tasas de interés imposibles de pagar” y “canjes de deuda que maquilan la falta de financiamiento genuino, a fin de evitar un nuevo default”.

“Si la deuda no tiene ningún problema técnico y es absolutamente pagable, lo que uno puede deducir es que Cambiemos (Juntos por el Cambio) busca que el Gobierno tenga una crisis financiera donde la deuda se hace pomada”, señaló Álvarez Agis.

En caso de ocurrir dicha situación –añadió- “el dólar se va al demonio y Cambiemos evidentemente obtiene un beneficio, no sólo electoral, sino económico político, en el sentido de que el programa que quiere aplicar y no quiere protagonizar de devaluar el dólar hasta alcanzar el paralelo y de bajar el gasto público, lo hará el mercado al Gobierno”.

“No puede ser que la oposición apueste a que le explote la economía a un Gobierno para ganar las elecciones”, se lamentó, y le pidió a los referentes del partido opositor que “den la cara y digan si quieren o no pagar la deuda en pesos”.

Respecto de esto último, indicó que los tenedores en deuda en pesos desconfían de un hipotético gobierno de la fuerza opositora.

“Los tenedores de deuda en pesos lo que quieren evitar es que la deuda la tenga que pagar el próximo gobierno si ese gobierno fuera Cambiemos, porque Cambiemos arrancó (en 2015) con un default de deuda en pesos y se fue con un default de la deuda en pesos”, recordó.

Agregó que “por eso todos los vencimientos de la deuda en pesos terminan en octubre. No es que la gente tenga miedo que Cambiemos tal vez decida no pagarle, sino que ya pasó que no le pagó”.

Asimismo, advirtió que un default pondría “en crisis la cadena de pagos de la Argentina”, porque “la plata que está en el mercado de la deuda en pesos no es plata de los especuladores o de los buitres sino plata de las compañías para pagar los sueldos todos los meses”.

Finalmente, el economista comparó la situación actual con la corrida cambiaria de agosto de 2019, y la reacción que tuvo la –en ese entonces- oposición al gobierno de Mauricio Macri.

“El diagnostico de los economistas de Cambiemos que yo compartía es que si seguía y pasaba a ser una corrida bancaria, íbamos a terminar en un corralón”, señaló, y afirmó que los equipos económicos de ambos partidos comenzaron a “coordinar” para evitar dicha situación con una “gestión diaria”.

En ese sentido, manifestó que “en palabras de Máximo Kirchner, Cambiemos sumó siete diputados entre la PASO y la elección general, en parte gracias a que Alberto (Fernández) les estabilizó la economía”.

“La verdad, ver ahora a los mismos que me llamaron porque me necesitaban, que hagan este jueguito para que le vuele por el aire al Gobierno, me parece sinceramente una actitud miserable”, criticó Álvarez Agis.

El economista se sumó a las declaraciones del actual viceministro de Economía, Gabriel Rubinstein, quién remarcó hoy que la deuda pública alcanza al 8% del Producto Bruto Interno y requiere "sólo del 0,2% del PBI de esfuerzo fiscal para no crecer", por lo cual aseguró que "no es insustentable".



Dejá tu comentario