SOCIEDAD | alimentos | etiquetado | salud

Una ley para saber qué alimentos comemos

Quienes luchan por lograr la Soberanía Alimentaria en el país piden la ley de Etiquetado Claro de alimentos.

¿Cómo saber qué alimentos consumimos? ¿De qué manera podemos darnos cuenta si un alimento es saludable o no? La Argentina es el país de la región con más consumo de azúcar en gran parte por el consumo de bebidas azucaradas como la Coca-Cola, la Pepsi (aún en sus versiones light) o las aguas saborizadas como la Levite. Sin embargo, cuando las compramos en un supermercado, en un almacén o un quiosco no recibimos ninguna advertencia de los problemas en la salud que nos puede acarrear su consumo.

Otros países de la región como Chile, Ecuador o más recientemente México cuentan con un etiquetado claro y frontal de los alimentos. En Argentina, la composición de cada producto suele estar en el dorso y en letras muy pequeñas. Y además las marcas infantiles, bajo trampas de dibujos de animales y colores llamativos suelen presentar cereales con mucho contenido de azúcar como opciones saludables. Las grandes empresas de alimentos quieren que no sepamos qué consumimos y ejercen un lobby que hasta el momento les viene resultando.

Embed

Hasta el momento no existe un sistema de etiquetado de alimentos establecido por ley que informe a consumidores y consumidoras de manera clara, veraz y sencilla si ese producto contiene nutrientes críticos para su salud. Pero sí existe un proyecto de promoción de alimentación saludable y etiquetado frontal de alimentos que fue aprobado por el Senado el 29 de octubre de 2020, con 64 votos a favor y 3 en contra. Desde ese entonces, el proyecto de ley duerme en las comisiones de la Cámara de Diputados.

La evidencia científica muestra claramente que el etiquetado frontal de advertencia es la mejor opción regulatoria para facilitar las decisiones que protejan la salud. Las organizaciones internacionales especializadas en salud pública, como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) se han manifestado claramente a favor de un etiquetado frontal de advertencia. El proyecto de ley será retomado este martes por el plenario de comisiones de la Cámara de Diputados. Su principal interés es advertir a los consumidores sobre los excesos de componentes como azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas totales y calorías, a partir de dar información clara, oportuna y veraz.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fmyriambregman%2Fstatus%2F1379177615085420548

El proyecto fue apoyado por distintos sectores políticos. Sin embargo, la presión de la azucarera Ledesma en Tucumán, de la cancillería de Felipe Solá que no quiere exigirle a Brasil que se adecue a la nueva reglamentación y la Cámara de Comercio de Estados Unidos que tiene miedo de perder al país de la región que más consume las bebidas azucaradas que producen sus empresas harán todo lo posible para que sigamos comiendo basura en vez de alimento.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2FEnriqueViale%2Fstatus%2F1379179167250518019

Dejá tu comentario